Presentación

¿Qué son los estudios de lo imaginario?
Las investigaciones sobre el imaginario tienen como objeto de estudio la reflexión hermenéutica sobre los aspectos y la evolución de las imágenes de sentido, los mitos, los símbolos y los arquetipos inscritos en el proceso imaginario de una cultura, de una época o de un creador.

¿Qué es la imaginación?
La imaginación, en tanto que facultad paradigmática de la representación/interpretación humana y síntesis activa de las dimensiones conscientes e inconscientes del mundo sensible como del inteligible, cobra hoy un interés renovado, entre otros factores, frente a los efectos poderosos e inciertos del reino actual de la imagen mediática.

Áreas de investigación
El campo de exploración de lo imaginario abarca desde la interpretación moderna de mitos antiguos hasta la problemática del surgimiento de mitos modernos. Frente al agudizado proceso de instrumentalización de la razón acorde al consumo de masas y las tendencias de la globalización económica mundial, explora la necesidad de perspectivas más amplias de comprensión intercultural.
La lógica del imaginario en tanto complemento de la razón se basa en la percepción de dos de los rasgos básicos del proceso de simbolización que funda la cultura: su constancia transhistórica y su relatividad histórica específica. La asociación de dos términos o series de imágenes tal y como lo demuestra la historia de las religiones, la antropología comparada, el psiquismo individual y los productos de la imaginación artística, de ninguna manera es anárquica o gratuita sino que responde a un vínculo o conexión interior a los símbolos mismos. Pues como afirma Lévi-Strauss: “Allí mismo donde la mente humana parece más libre de abandonarse a su espontaneidad creadora no existe, en la elección que se hace de las imágenes, de la forma con la que las asocia, las opone o las encadena, ningún desorden y ninguna fantasía” (El pensamiento salvaje).

 

El ámbito de lo imaginario no es pues el de la anarquía y el desorden o la “falsa conciencia” a la que la condenaba de modo simplista el positivismo racionalista, como tampoco desde la perspectiva posmoderna el ámbito de los “acontecimientos lúdicos y aleatorios de juegos de lenguaje”, sino que, por el contrario, las creaciones más espontáneas de la imaginación obedecen a determinadas leyes interiores, a la función simbolizante de la imaginación, una lógica original irreductible, que el hermeneuta trata de investigar.
Las mutaciones e invenciones constantes de la sociedad científico-técnica, la avasalladora multiplicación de imágenes y su consumo indiscriminado y reproducido técnicamente por las sociedades actuales, llaman a nuevas maneras de análisis de sus estrategias y efectos medulares sobre todas las esferas de la cultura.
El ritmo de los tiempos, la aceleración de la vida cotidiana, la proliferación de conocimientos en el campo de las ciencias humanas y exactas desborda en su complejidad todo intento de análisis parcial al tiempo que llama a un esfuerzo de colaboración de las distintas ciencias para el desarrollo y la comprensión del fenómeno humano y de sus más recientes mutaciones civilizatorias.


Este programa forma parte de la Red Internacional de Centros de Estudios sobre el Imaginario.